La copita me cambió la vida!

¿Cómo funciona?​

La copa menstrual es una alternativa que puede utilizar cualquier persona, no hay restricciones de edad. Dura hasta 12 horas de uso continuo y tienen una vida de hasta 10 años si la cuidas bien, por lo que te permite eliminar muchiiiiiiisimos desechos de tampones o toallitas de un sólo uso contribuyendo así al cuidado del medio ambiente.

En el mercado hoy existen múltiples copas menstruales básicamente porque su comodidad y eficacia depende de tener un sellado perfecto para evitar fugas y ajustarse correctamente dentro del cuerpo. Debido a que cada cuerpo y flujo son diferentes, existen varias opciones de tamaño y forma de copa, por eso es importante que antes de adquirir una, sepas por ejemplo cómo es tu flujo, consideres si has llegado a término con un embarazo o si tu cérvix es alta o baja. En CHICA contamos con alternativas de forma y tamaño para que encuentres lo que necesites, realiza nuestro QUIZ si quieres una sugerencia.

¿Cómo usar?

Sabemos que introducirte una copa por primera vez puede generar cierta ansiedad pero ante todo tranquilidad, ya verás lo fácil que es una vez que la pruebes. Para acompañarte en este proceso te dejamos un paso a paso a continuación:

1

Sanitizar

Desinfecte su copa menstrual antes de comenzar a usarla hirviéndola en agua durante 5 a 7 minutos (puedes hacerlo en el microondas utilizando nuestro vaso sanitizador). Repite este proceso antes de cada ciclo.

Recuerda lavarte las manos antes y después de cada uso.

2

Doblarla para introducirla​

Existen múltiples maneras de doblarla para introducirla, aquí te dejamos dos de las opciones más comunes:

  • PLEGADO EN V

Con el dedo, empuje un lado hacia abajo y adentro de la copa menstrual.

  • PLEGADO EN C

Aplasta la copa menstrual y junta los extremos para que el borde forme una “C”.

Nuestro mejor consejo es que no importa el pliegue que uses, siempre comprueba que tu copa se abra completamente y se forme el sello, así estarás cómoda y segura de no tener fugas.

3

Introducirla

Utiliza la postura con la que más cómoda te sientas (de pie, sentada, en cuclillas, etc). Separa suavemente tus labios con la mano libre, relaja tus músculos pélvicos y guía la copa dentro de tu vagina, ligeramente hacia arriba y hacia tu coxis (para facilitar este paso puedes utilizar algún lubricante en base a agua). Mantén la copa doblada hasta que esté completamente dentro de tu vagina y una vez dentro suéltala suavemente permitiendo que se abra y selle las paredes vaginales. Sosteniendo la base, gírala para ayudar a que se selle. Si es difícil de girar, está sellado correctamente. También puedes jalar suavemente del tirador y si sientes una ligera succión significa que está sellado correctamente.

4

Removerlo

Nuevamente en una posición cómoda, relájate y busca la copa con el pulgar y el índice, una vez que sientas la base de la copa, pellizca la parte inferior para liberar el sello, muévela suavemente de lado a lado y retirala.

Mantén la copa en posición vertical para evitar derrames. Te recomendamos hacerlo las primeras veces en la ducha así te sentirás más segura y verás que no manchas el suelo. Lávala con agua y jabón y vuelve a introducirla o guárdala para tu siguiente periodo.

En CHICA estamos comprometidas con tu salud así que todas las copas que ofrecemos son de silicona de grado médico. *Considera que nuestros consejos pueden no ser apropiados para tu caso particular así que consulta con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

¿Cómo cuidar?

Antes de utilizarla por primera vez, te recomendamos esterilizarla en agua hirviendo por 5 minutos. Puedes hacerlo en una olla en la cocina o en el microondas utilizando nuestro vaso esterilizador.

 

Cada vez que te la saques para vaciar y volver a introducirla, debes lavarla con agua fría. Si deseas utilizar jabón puedes hacerlo mientras sea con PH neutro y sin perfume, así evitas cualquier posible irritación en la zona genital.

Carrito de compra