Sexo sin manchar,
dime más!

¿Cómo funciona?​

Tal como la copa menstrual, el disco es una alternativa que puede utilizar cualquier persona, no hay restricciones de edad. Dura hasta 12 horas de uso continuo y tienen una vida de hasta 10 años si lo cuidas bien, por lo que te permite eliminar muchiiiiiiisimos desechos de tampones o toallitas de un sólo uso contribuyendo así al cuidado del medio ambiente.

Las principales diferencias con la copa son que el disco se asienta en la base de su cuello uterino (y contra el hueso púbico para mantenerlo en su lugar) donde el tamaño es más universal por lo que una talla se adapta a la mayoría. Además permite tener sexo mientras lo usas y tiene más capacidad de absorción que una copa.

¿Cómo usar?

1

Sanitizar

Desinfecta tu disco menstrual antes de comenzar a usarlo hirviéndolo en agua durante 5-7 minutos (puedes hacerlo en el microondas utilizando nuestro vaso sanitizador). Repite este proceso antes de cada ciclo.

Recuerda lavarte las manos antes y después de cada uso.

2

Introducirlo

Colocarlo es fácil, aprieta el disco para formar un 8. Mantente relajada, en posición inclinada y flexionando las rodillas, lo que sea más cómodo para ti. Inserta primero el borde trasero en tu canal vaginal y empújalo con el dedo índice hacia atrás, hacia el coxis.

Cuando el borde trasero haya pasado tu cérvix, empuja el borde delantero hacia arriba hasta colocarlo detrás de tu hueso púbico.

No deberás notar que lo llevas puesto, eso es un indicativo de que está bien ubicado.

3

Removerlo

Relaja tus músculos pélvicos y empuja hacia abajo como si estuvieras defecando. Engancha tu dedo índice debajo del borde delantero del disco y deslízalo suavemente hacia afuera, manteniéndolo horizontal para evitar derrames.

¿Cómo cuidar?

Antes de utilizarlo por primera vez, te recomendamos esterilizar con agua hirviendo por 5 minutos. Puedes hacerlo en una olla en la cocina o en el microondas utilizando nuestro vaso esterilizador.

Cada vez que te lo saques para vaciar y volver a introducirlo, debes lavarlo con agua fría. Si deseas utilizar jabón puedes hacerlo mientras sea con PH neutro y sin perfume, así evitas cualquier posible irritación en la zona genital.

Carrito de compra